La tarde de este sábado, la Policía presentó a Ivan G. que fue detenido en Cochabamba el jueves y a 'El Chato' quien fue capturado el viernes por la noche cerca de San José de Chiquitos. Ambos son sospechosos de haber asesinado a Yamil Rosales, el hombre de Comarapa que se dedicaba a la comercialización de vehículos.

Desde la Policía señalaron que la captura de Diego Z. V. alias ‘El Chato’ fue compleja pues el hombre se había desecho de su teléfono celular para evitar ser rastreado; sin embargo, se mantenía contactado a través del teléfono de un familiar.

Fue de esta manera que la Policía logró rastrear el paradero de ‘El Chato’ para posteriormente ejecutar su captura.

En la declaración que brindó Iván G. a la Policía la mañana de este sábado, confesó haber sido el autor intelectual del crimen en contra de Yamil Rosales y acuso a José Luís R. V., el chofer del camión, de haber sido quien realizó dos disparos contra la víctima.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, indicó  que 'El Chato' introdujo un limón en la boca de Yamil Rosales y lo envolvió con cinta adhesiva esto para evitar que pueda alertar a otras personas.

Según el ministro Del Castillo, el caso está resuelto. En esta oportunidad indicó que se está investigando a los policías que supuestamente estaban implicados en el hecho. 

Aunque en principio los investigadores señalaron que el móvil del crimen era económico, no se brindaron mayores detalles por parte del ministro de Gobierno.