Ha pasado casi un mes desde que Jhoswar Ruíz llegó a perder una pierna producto de la explosión de una granada cuando se encontraba en un cuartel del municipio de Colomi en Cochabamba.

Este fin de semana, el joven de 18 años fue dado de alta y ahora se encuentra en su domicilio, ubicado en el municipio de Vinto, en compañía de sus padres.


Pese a la traumática experiencia, Jhoswar se muestra esperanzado, ya que espera salir adelante a pesar de las circunstancias. “Me gustaría estudiar ingeniería de sistemas, ese es mi sueño. La vida sigue, a pesar de todo hay que continuar”, expresó a UNITEL.

Sin embargo, el joven asegura que aún siente dolor e incomodidad, y le cuesta dormir por las noches, por lo que tiene que tomar medicamentos.

Por su parte, su abogado Eduardo Mérida, informó que hasta el momento el Ejército está cumpliendo con todos los gastos médicos de Jhoswar por lo que esperan que la ayuda continúe, ya que es un acuerdo al que se llegó con la familia.

Mérida recuerda que el estado de salud aún es delicado, ya que puede tener afectaciones tanto en la pierna que perdió como en el miembro derecho, que también tuvo un impacto.

Pide también que el apoyo sea psicológico para que el joven sepa como sobrellevar esta nueva vida, en la cual también necesitará una prótesis para movilizarse.

Comentarios