Ever Sixto Canasa fue aprehendido este miércoles luego de un operativo policial realizado en el municipio de San Julián. Esta persona es sindicada de ser uno de los cabecillas del grupo que secuestró y golpeó a policías, periodistas y civiles que acudieron a verificar una denuncia de avasallamiento en el predio de Las Londras.

Pero la acción policial tuvo una respuesta violenta por parte de campesinos y pobladores que se resistían a la captura de Canasa; los enardecidos utilizaron armas de fuego e intercambiaron disparos con efectivos de la Policía que pretendían trasladar al sospechoso hasta la capital cruceña, objetivo que al final se ejecutó. 

Sin embargo, la violencia continuó pues una turba llegó hasta el módulo policial de este municipio y procedieron a causar destrozos en el inmueble, además que tomaron como rehén al comandante, Nicanor Curcuy.

El reporte policial de la Estación Policial de San Julián indica también que el suboficial Isaías Vargas logró escapar y refugiarse en un domicilio cercano, mientras otros seis uniformados, junto a los detenidos que estaban en el puesto policial, lograron salir del ligar en un vehículo patrullero.

Dentro de la información que maneja la Policía se indica que habrían dos sargentos, de apellidos Ticona y López, de quienes se desconoce su paradero y que pasado el mediodía de este miércoles, no respondían a la llamadas telefónicas que se les hacía a sus celulares.



Comentarios