Junior es hijo de Mario Gutiérrez, el hombre que fue confundido con un ladrón y que fue atado a un poste para ser golpeado hasta la muerte. Asegura que su papá, de 59 años, sufría de lagunas mentales y que se desorientaba con facilidad lo que pudo haber ocasionado que se "confundiera" e ingresara a una vivienda que no era la suya.

Contó que hace un mes se habían mudado a Satélite Norte y que el fallecido vivía en Los Pozos, su lugar de trabajo, en donde se dedicaba a cuidar autos. "Los pocos quintos que ganaba era para ayudar con la comida en la casa", dijo Junior que acongojado relató los últimos momentos de vida de su padre.

Al ser nuevos en el barrio no eran conocidos para sus vecinos. La esposa de Mario les clamó a los vecinos agresores que dejaran de golpearlo pero no le hicieron caso. 

"Me pidió un vaso de agua y cuando volví ya estaba muerto", señaló la mujer que pidió justicia para su pareja, crimen por el que la Fiscalía aprehendió a cuatro personas, tres hombres y una mujer, que serán puestos ante un juez cautelar en las próximas horas.

"Era tercera vez que venía, a él le variaba un poco la mente. Los vecinos dicen que lo pillaron con estilete, lo que lo conocíamos sabemos que le gustaba trabajar, no alzaba cosas ajenas, siempre fue trabajador", señaló Junior.

"Eran las 5:30 del miércoles cuando me llamaron, me dijeron que estaba atado a un poste. Él estaba con vida. Yo le hablé a una vecina, le explico como es él, le dije que es de la tercera edad, le falla un poco la mente, que soy su hijo. Cuando ya llegué los vecinos habían actuado. Según el informe del forense tiene heridas punzocortantes", relató el joven que acaba de cumplir 17 años y que recuerda con dolor e impotencia lo ocurrido con su padre.

El otro hijo de la víctima, Herlan, también se comunicó con una de las vecinas mientras su padre estaba atado, "le dije que si ya le pegaron, que lo suelten, pero me dijo que era cosa de los vecinos y que ella no tenía nada que ver y luego me colgó el teléfono".

Sobre la identificación de los responsables, hay videos que fueron grabados por los mismos vecinos y compartidos en redes sociales en los que se puede ver rostros de quienes estuvieron implicados en el linchamiento.

La Felcc de Warnes informó que no se tiene ninguna denuncia por robo y que el caso se investiga por homicidio. "Vamos a ir a la audiencia", anticiparon los jóvenes que esperan se haga justicia por este hecho.


Comentarios