Irma Ortiz Loyola (80 años) relató con precisión la forma en la que se le quitó la vida a su expareja Florencio Cadima Ponce (78). La mujer confirmó su participación directa y las órdenes que les dio a sus nietos para que enterraran el cuerpo en el patio de su vivienda.

Fueron los jóvenes quienes le colocaron un trapo para tapar la boca de su abuelo y luego le amarraron las manos mientras este agonizaba, todo a la vista de la abuela que fue quien le dio el primer golpe en la cabeza con "una barreta", un tubo metálico "más grande que mi bastón" y que "mide más de un metro".

El fiscal departamental Roger Mariaca indicó que los tres jóvenes eran menores de edad en mayo de 2020, tiempo en el que ocurrió este hecho que ha consternado a los vecinos de la Urbanización Toborochi, en la zona sur de la capital cruceña.

"Ya está en el pozo", fue lo que dijeron los muchachos que le ayudaron a su abuela a colocar el cuerpo de Florencio en una sábana blanca "con vista al cielo" y a quien enterraron en el patio de la casa que ambos compartían.

Puedes leer: La escalofriante confesión de la mujer de 80 años que asesinó a su exesposo

Se les tomará declaración

"La ley prevé un procesamiento diferente para los adolescentes infractores, bajo ese entendido es que se lo tomará la declaración informativa ante el fiscal asignado al caso de la división de menores, el cual definirá su situación jurídica una vez concluya la misma", explicó Mariaca.

La ley 548 tiene un tratamiento diferente para personas imputables que son mayores de edad allí igual que el código de procedimiento penal prevé estos antecedentes, bajo esos pará metros el fiscal resolverá la situación jurídica de estos jóvenes que cuando ocurrió el hecho eran menores de 18 años.

Se pedirá su detención preventiva

Mariaca adelantó que la edad de Irma (80 años) no será impedimento para que se solicite al juez se proceda a la detención preventiva en la cárcel de Palmasola por el delito de asesinato.

La mujer reconoce su participación directa en el hecho, resaltó Mariaca enfatizando en que "nada justifica quitarle la vida a una persona", esto ante la declaración realizada por la mujer que denunció malos tratos por parte del fallecido a quien calificó como "violento".

Junto a Irma Ortiz Loyola, también se aprehendió a su hija Irma Cadima Ortiz quien será juzgada por el delito de parricidio, mientras que a su conyugue se lo acusa de complicidad.

El fiscal departamental remarcó que durante la investigación se establecerá el móvil que originó este crimen y que en primera instancia sería la disputa de un inmueble


Comentarios