La justicia de EEUU definió este lunes que Luis Berkman, implicado en el caso soborno y gases lacrimógenos junto al exministro de Gobierno, Arturo Murillo, se defienda en libertad. La información la dio a conocer el procurador General del Estado, Wilfredo Chávez.

Chávez informó que la audiencia fue breve y que el juez federal homologó las medidas que se habían impuesto a Berkman en Georgia, lugar en el que fue detenido "que era una fianza de medio millón de dólares, dos bienes inmuebles".

Dentro de las mediadas que se le impusieron a Berkman está el presentarse semanalmente ante la autoridad y, además, usar una tobillera para un radio de circulación.

"Una vez que sean satisfechos estos presupuestos, seguramente, va a recuperar su libertad bajo fianza en tanto dure el proceso”, informó Chávez a medios estatales.

El empresario es investigado de lavado de dinero, soborno y corrupción en el caso de compra de gases lacrimógenos que realizó el Estado boliviano del que, en el periodo 2019 y 2020 formó parte Artur Murillo.

Comentarios