Este martes la vida de Rosa Bustos cambió radicalmente, su único ha fallecido. Esta madre no solo ha quedado desamparada, tampoco tiene el dinero para el entierro.

Mi hijo falleció a las 5:00, toda la mañana ha estado en el suelo, recién no más me lo han puesto en el cajón”, manifestó esta madre.

Contó que desde hace tres meses los problemas de salud de su hijo de 28 años fueron empeorando por ello en este tiempo se dedicó casi por completo a su atención con la esperanza de que se recupere; sin embargo, por la madrugada ocurrió lo inevitable.

Pese al dolor de perder a su hijo, sacó fuerzas para su entierro; sin embargo, ha tropezado con dificultades pues no cuenta con los recursos suficientes. 

Angustiada contó que logró que le presten un "cajón"; sin embargo, si no lo paga, tendrá que devolverlo.

“El cajón es fiado, necesito que me ayuden, 2.750 (bolivianos) necesito para pagar, sino el dueño se lo va a llevar”, señaló entre sollozos esta madre que vive en la calle 7 del barrio La Colorada.

Ella contó que su marido murió años atrás y solo le quedaba su hijo. Para mantenerse se dedicaba a comercializar huevos de codorniz; sin embargo, las últimas semanas no pudo generar ingresos, pues se dedicaba a cuidar a su hijo. 

“Soy sola, sola no más vivo”, contó la madre.

Quienes deseen colaborar a esta madre que busca dar sepultura a su hijo, pueden contactarse con ella llamando al 766-58417.

Comentarios