El cuerpo de Alejandra Vaca Yuchina ya se encuentra en Beni, donde se le dará cristiana sepultura; sin embargo, su mamá, Ana Dilia Yuchina, que radica en Riberalta ha decidido quedarse en Santa Cruz hasta que la Policía encuentre al asesino de su hija. 

Le pido encarecidamente a la Policía que ayuden a esclarecer este hecho, como mamá se los pido y a nombre de los dos niños que quedan en la orfandad”, señaló Ana Dilia Yuchina, la mamá de la víctima.

El reclamo de Ana Dilia surge porque ayer la Policía había aprehendido a un hombre de 41 años como el principal sospechoso; sin embargo, en horas de la noche la fiscal ordenó su liberad pues no había encontrado pruebas suficientes que lo vinculen con el crimen.

La madre resignada señaló que no puede acusarlo como el asesino pues tampoco tiene pruebas; sin embargo, reitera su pedido de justicia. 

Ante este panorama, surge otro sospechoso. Las amigas de Alejandra señalan que ella hablaba de una relación que tenía un ciudadano extranjero que estuvo en Bolivia antes de que se declare la cuarentena en Bolivia y, los últimos días, ella comentaba que el hombre iba a retornar regresar al país. 

Desde la Casa de la Mujer manifestaron su respaldo a la mamá de Alejandra con un abogado y asistencia emocional y pidieron a las autoridades esclarecer el hecho con prontitud ante el peligro que otras mujeres también sean víctimas del feminicida.


Comentarios