María Vásquez es una mujer de 28 años que el pasado mes de febrero fue rociada con gasolina por su expareja, quien después le prendió fuego. El agresor fue identificado como Félix Fernando Tola, quien fue enviado con detención preventiva y ahora busca recuperar su libertad.

En un contacto exclusivo con UNITEL, la joven madre se mostraba aún delicada de salud, esto debido a que las quemaduras de primer y segundo grado que sufrió le dejaron secuelas.

“No puedo trabajar, no puedo hacer nada en casa aún, ni atender bien a mis niños por el hecho de que mis manos están dañadas, además, de cubrir los gastos de la casa, del colegio”, indicó María.


El día de los hechos, el 17 de febrero, ella se encontraba en su domicilio en compañía de sus hijos de 6 y 8 años de edad, cuando se disponían a descansar, fueron sorprendidos por su expareja, quien ingresó tras saltar el muro de la vivienda.

Félix Fernando Tola, quien en aparente estado de ebriedad, inició una discusión con la mujer, posteriormente agarró un bote con gasolina con el que la roció y prendió fuego para después huir.

Los familiares de María Vásquez llegaron hasta su domicilio y la encontraron quemada, por lo que inmediatamente la auxiliaron y llevaron hasta un hospital en el municipio de Sacaba.

Las prendas de vestir que llevaban puesta el día de los hechos, quedaron totalmente quemadas, debido a que la mujer prácticamente 'ardió en llamas'.

El sujeto fue aprehendido y tras ser cautelado, lo enviaron al penal de El Abra con detención preventiva por el lapso de seis meses.

“Desde que yo me fui, siempre me amenazaba por WhatApp, decía que el día que yo llegara me iba a matar, me iba a descuartizar, me iba a cocinar y así le iba a dar a los perros para que nadie se iba a dar cuenta”, relató.

María afirma que denunció los hechos de violencia previos que sufría por parte de su expareja, sin embargo, las autoridades nunca hicieron nada para poder detenerlo.

La joven aún está temerosa por todo lo que tuvo que pasar, ahora su miedo es más grande debido a que Félix Fernando Tola, de 27 años, busca salir en libertad ya que su detención preventiva está por concluir.

María pide a las autoridades hacer justicia contra este hombre, debido a que ella quedó marcada de por vida y teme que el sujeto pueda salir y atentar contra su vida o la de sus hijos.

Comentarios