El dirigente universitario Max Mendoza, aprehendido este sábado en Cochabamba, fue trasladado la madrugada de este domingo a las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz tras declarar ante la Fiscalía por los presuntos delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica.

Con una manta, una almohada y vistiendo un abrigo grueso, así llegó, hasta las celdas policiales, el cuestionado universitario de 52 años de edad, que permaneció en la universidad más de 30 años sin concluir ninguna carrera y fue dirigente estudiantil por más de 20 años.

Mendoza, dirigente de Confederación Universitaria de Bolivia, es investigado por las denuncias de haberse beneficiado de manera irregular con el nombramiento de Secretario Nacional a.i. del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) con el pago de haberes y beneficios sociales, sin cumplir con los requisitos mínimos para ocupar el cargo, explicó ayer la Fiscalía Departamental de La Paz. Estiman que el daño económico es de más de 1,5 millones de bolivianos.

Puede leer: Quién es Max Mendoza, el universitario de 52 años que lleva más de dos décadas como dirigente

Las denuncias señalan que Mendoza recibió un sueldo mensual de  21.870 bolivianos desde el 18 de mayo de 2018 al 18 de mayo del 2022  "con el cargo de miembro del Presidium XIII del Congreso Nacional Universitario – CNU, cuando el Estatuto Orgánico de la Universidad boliviana aplicable al CEUB no establece dentro de su estructura organizacional la existencia de un cargo remunerado como trabajador del Presidium del Congreso Nacional de Universidades”, explicó el fiscal William Alave.

Puedes leer: Anulan sueldos, viajes, viáticos y vehículos de los que gozaba el dirigente Max Mendoza

Por otra parte, se presume que Mendoza suscribió, en enero de 2022, un contrato con una empresa de turismo "respaldándose en la Resolución No. 4/2018; sin embargo, la misma no dispone que el dirigente sea el representante legal de la CEUB, por ello no tenía la potestad para suscribir este tipo de contratos, más aún cuando en la mencionada resolución tenía una duración de 30 días", indicó la Fiscalía de La Paz.

El viernes la Fiscalía admitió seis denuncias contra Mendoza y decidió aglutinarlas en una sola causa explicando que las querellas son por el mismo hecho y emitió una orden de aprehensión por existir "elementos de convicción en su contra".

Comentarios