"Me sueño como lo mataron" dice entre sollozos Feliciano Antelo, el padre de Darwin, uno de los asesinados en Ivirgarzama. La familia pide que se esclarezca la muerte del joven que la anterior semana fue encontrado muerto junto a otras dos personas. 

Feliciano describe a su hijo como una persona estudiosa, amiguera y muy cariñosa con su familia, pues incluso cuenta que a ellos les decía, que ya quería trabajar para que ellos ya no trabajen. 

"Yo me sueño con mi hijo, me pide que haga algo por él, por esa tortura que le hicieron, destrozarlo. Quemarle la cara, le hicieron tantas cosas, solo tenía 27 años", lamenta entre lágrimas el padre.  

"Por esa forma que lo mataron a mi hijo toda la familia no podemos dormir", dice el hombre entre sollozos.  

Te puede interesar: Muerte en Porongo: Crónica de un triple asesinato sin resolver

La madre del joven, Dailci Chávez asegura que su hijo era amiguero, pero la familia no conocía a las personas con las que fue encontrado muerto.

Señala que nunca pensaron que no volverían a verlo pues Darwin se despidió de su familia indicando que había estudiado mucho y por eso descansaría unos días, mientras pasea por Cochabamba.

Comentarios