La zona del antiguo mercado La Ramada fue el escenario donde la Policía y el Servicio Departamental de Salud (Sedes) montaron un operativo que permitió decomisar medicamentos de dudosa procedencia, además de sellos e médicos y farmacias. 

“Se han encontrado medicamentos adulterados que no cumplen con las normas ni cuentan con registro sanitario”, explicó Ángel Morales, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.

La autoridad agregó que además se encontraron inyectables y píldoras anticonceptivas cuya comercialización debe realizarse con receta médica. En el lugar también se encontraron sellos y médicos y farmacias, que se sospecha, eran utilizados para vender estas medicinas.

Producto del operativo fueron aprehendidas al menos tres personas y fueron clausurados dos negocios en la calle Yotaú, a cerca de 200 metros del segundo anillo. 

El fiscal será el que defina la situación jurídica de estas personas”, manifestó Morales. 

Desde el Sedes manifestaron que se realizará una evaluación de todos los medicamentos que han sido secuestrados por la Policía para determinar cuál será su destino. 

Pidieron a la población comprar los medicamentos en lugares legalmente autorizados.


Comentarios