Fueron más de doce horas de trabajo intenso el que cumplieron distintas unidades de bomberos que unieron esfuerzos y cumplieron estrategias para evitar que el incendio que se inició en una fábrica de colchones, cercano a la zona del Cambódromo, se expandiera y alcanzara a otras edificaciones o casas circundantes.

Las llamas se iniciaron cerca de las 18:00 del jueves y fue reportada de inmediato por los trabajadores que estaban en la factoría cumpliendo con sus funciones. El fuego avanzó de manera rápida, pues como lo dijo la gerente propietaria del negocio, Silvia Zerda, allí se utiliza espuma de poliuretano, un material altamente inflamable.

"Lamentablemente nos pasó y lo que podemos rescatar es que no hubo ninguna pérdida de vida", acotó. 

Los equipos de emergencia tuvieron que derribar muros utilizando maquinaria pesada para permitir el paso de los carros bomberos que llegaron al lugar para ayudar en los trabajos de mitigación del fuego.

Cuando el incendio alcanzó su pico máximo incluso se llegó a registrar llamas de hasta 30 metros de altitud que eran visibles en la zona norte y este de la capital cruceña.


"Necesitamos cisternas"

“Por favor, personas que tengan cisternas con agua las necesitamos”, fue el desesperado pedido de un bombero que combatía el incendio que se generó sobre el sexto anillo de la avenida Mutualista y que debía recorrer un anillo entero para recargar el carro bombero pues de los dos hidrantes que hay en la zona, solo uno funcionaba.

El siniestro fue atendido por prácticamente todas las unidades de bomberos que estaban operando y que trabajaron hasta las primeras horas de este viernes para enfriar la infraestructura, que se anticipó será derrumbada en su totalidad por los daños sufridos.

"La pérdida es total, destacamos el trabajo de bomberos y nuestro personal, de momento no hemos cuantificado las perdidas, la empresa está asegurada", dijo Silvia Zerda Gerente propietaria empresa de colchones.



El Comandante de Bomberos de la Policía, Francisco Vidaurre, informó que por las mismas condiciones de la fábrica había sustancias combustibles y líquidos inflamables lo que pudo acelerar el siniestro.

No se descarta que un corte eléctrico o una negligencia humana hubieran sido las causas para que se hayan iniciado las llamas, aunque estas hipótesis serán confirmadas o descartadas con el avance de las investigaciones periciales.


Comentarios