Delincuentes ingresaron a la casa que compartían Wilma Flores (víctima de feminicidio) y su agresor, Marcelino Martínez, para robar distintos artefactos. La Policía investiga este hecho.

La familia de la fallecida denunció que, al margen de lo que sustrajeron los ladrones, se haya sustraído la memoria o DVR de las cámaras de vigilancia que aseguran estaban en perfectas condiciones pero que ahora no funcionan.

Les llama la atención el hecho de que se ahora no se cuente con los elementos en video que pudieron registrar anteriores agresiones de Martínez en contra de Wilma; apuntan a allegados del hombre como quienes ejecutaron el robo con el afán de destruir u ocultar pruebas.

La Policía tomó conocimiento del robo ocurrido cerca de las 3:00 de este miércoles y está en proceso de investigación. Del lugar también se habría sustraído un televisor y otros equipos tecnológicos.


Comentarios