El adolescente de 16 años que fue aprehendido el viernes en el barrio Tatú, tras haber sido descubierto robando en un domicilio en el Plan 3.000 era inducido por su padre a consumir drogas y a cometer delitos desde hace cuatro años. Un siquiatra advierte que es muy difícil revertir su situación.

“El menor es como cualquier persona mayor, prepara entradas  domicilio. ¿por qué prepara? ¿Por qué sabe? Porque su padre desde los 12 años lo induce a consumir drogas”, manifestó el fiscal Carlos Montaño.

También te puede interesar: Adolescente de 16 años era el líder de una banda de ladrones

El fiscal señaló que por la situación en la que se encuentra el adolescente de 16 años, necesita ser internado a un centro de rehabilitación, pues su conducta es muy irregular.

Por su parte, el psiquiatra René Calvimontes considera que es difícil revertir la situación del menor pues existen varios factores que afectaron para la situación que ahora vive.

Genéticamente el padre es cleptómano, y el menor también es cleptómano. Puede tener un montón de patologías que ya no se pueden revertir”, manifestó Calvimontes.

El especialista señala que el padre daba droga al menor para anular su conciencia y de esa manera se vuelva más activo y predispuesto a obedecerlo.

Manifestó que revertir su situación es muy difícil pues no existe un centro especializado en Bolivia para su tratamiento.

En Bolivia no hay ni un centro. El único lugar es el hospital Borda de Buenos Aires. ¿Quién se va a hacer cargo de darle un nuevo enfoque a su vida? ¿De su terapia ocupacional o de sus estudios?”, cuestionó.


Comentarios