Dos niños de 10 años salieron corriendo a pedir auxilio a sus familiares y vecinos, luego de que se encontraban jugando con fuego en el segundo piso de su vivienda en la ciudad de El Alto, donde prendieron fuego a maples de huevo.

Las llamas se propagaron en el lugar debido a que el cartón se quemó rápidamente afectando a casi todo el segundo nivel de esta vivienda.

El padre de los niños, aún sorprendido por el hecho, no podía comprender lo que pasó y afirmó que cuando les avisaron, todo el ambiente ya estaba lleno de humo.

La Unidad de Bomberos llegó hasta el lugar para sofocar las llamas que se expandían rápidamente, solo se registraron daños materiales y los menores salieron ilesos.


“Esto se ha ido propagando a una habitación donde había una buena cantidad de maples y de ropa vieja, lo cual ha provocado que el fuego se agrande”, indicó un efectivo policial a UNITEL.

Al interior de la vivienda y en otros ambientes, existía más cantidad de maples con huevo, lo cual afortunadamente el fuego no logró alcanzar, ya que el siniestro puedo haberse expandido a todo el edificio.

Comentarios