Un efectivo de las Fuerzas Armadas murió junto a su hijo de cuatro años en un incendio en una vivienda prefabricada en el cuartel Ingavi de la ciudad de El Alto, pero antes salvó a tres miembros de su familia: su esposa y otros dos hijos.

Los cinco miembros de la familia Blacutt habitaban en el sector de las viviendas del cuartel Ingavi de la ciudad de El Alto, su hogar estaba construido sobre todo de madera y empezó a arder a las 23:30 del lunes.

Según informó Carlos Patzi, jefe de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de El Alto un corte eléctrico fue la causa del incendio en el lugar.

El fallecido es el suboficial Christian Blacutt Coca que sacó uno a uno a los miembros de su familia, entró por última vez para rescatar a su hijo Thiago, de cuatro años, pero no pudo salir. Ambos perdieron la vida.

“Primeramente el militar habría auxiliado a sus dos hijos mayores y al volver por su tercer hijo, perdió el conocimiento en el interior del domicilio y por la intensidad del fuego llegó a colapsar”, explicó Patzi.

PUEDES LEER: Un adulto y un niño fallecieron tras incendio en el cuartel Ingavi de El Alto

Murieron juntos

Cuando los bomberos apagaron el fuego encontraron juntos los cuerpos del suboficial y de su pequeño hijo, ambos calcinados. Según la Policía el hombre intentó proteger de las llamas al pequeño con su cuerpo.

“Ha sido un héroe, ha salvado a varios miembros de su familia y al intentar salvar a su tercer hijo sufrió las consecuencias del humo y del monóxido de carbono que se produjeron a causa del incendio”, informó Marco Navia, director departamental de Bomberos.

Las paredes y el piso de la casa eran de madera, al igual que los muebles. La habitación donde se iniciaron las llamas era unos 6x5 metros cuadrados y se encontraron dos garrafas de gas. 





Comentarios