Los tres militares bolivianos detenidos por autoridades de Chile el pasado 7 de septiembre en Colchane salieron este martes del penal de Alto Hospicio y se dirigieron a un hotel de la comuna de Pozo Almonte, donde guardarán el arresto domiciliario.

La Corte de Apelaciones de Iquique tomó en cuenta un recurso de apelación presentado por la defensa de los bolivianos con la que se revocó su detención preventiva. El Ministerio Público chileno imputó a los tres bolivianos acusándolos de robo con intimidación y porte de arma de fuego y municiones.

TAMBIÉN LEA: Chile califica de "grave" el incidente con militares bolivianos y los pondrá frente a la justicia

La resolución de la Corte de Apelaciones establece que “se sustituye por las medidas cautelares de arresto domiciliario que fijarán dentro de la comuna de Pozo Almonte, bajo apercibimiento de lo dispuesto en la letra C, inciso segundo del artículo 141 del Código Procesal Penal”.

En sus declaraciones tras ser detenidos, los militares bolivianos aseguraron que realizaban operativos contra el contrabando en la frontera. El abogado Christian Castro Hernández,  había expuesto en audiencia que los uniformados cruzaron la frontera por “error”.


Comentarios