El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, descartó este martes la presencia de carteles de droga de Brasil en Bolivia, información que fue publicada por medios de comunicación del vecino país en los últimos días.

El diario Estado de San Pablo y la red Bandeirantes publicaron que la facción de la organización criminal Primer Comando de la Capital (PCC), conocida como Narcosur, había convertido a Bolivia en su “santuario” y lugar de escondite.

Descartamos la presencia de carteles internacionales dentro del territorio nacional, no obstante también debemos manifestar que existen personas que están dedicadas a estas actividades ilícitas sino no tendría razón de ser la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, trabajamos todos los días, a toda hora para desbaratar estas organizaciones criminales”, señaló Del Castillo.


El diputado de Creemos, José Carlos Gutiérrez, acusó al Gobierno de “ocultar información” sobre la presencia de organizaciones criminales como el PCC.

“El hecho de que el Narcosur esté en Santa Cruz es perjudicial para la sociedad cruceña y boliviana porque empiezan a involucrar a la gente en su negocio y después vienen ajustes de cuenta, lavado de dinero. Que lo niegue el ministro es inconcebible”, señala.

El diario Estado asegura que la dificultad de la Policía Federal de Brasil para acceder a territorio boliviano y su ubicación central en Sudamérica "han convertido a Bolivia en el santuario de Narcosur". El diario señala que los delincuentes invierten en Bolivia en joyas, clínicas médicas, restaurantes, granjas y caminan con seguridad con sus familias en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Por su parte, Bandeirantes mostró imágenes de Anderson Lacerda Pereira llegando al aeropuerto de Viru Viru, en reuniones con supuestos traficantes en un bar. Otra imagen muestra a su hijo, que también está fugitivo, junto a Renato Bustamante Junior, pupilo de Lacerda. Renato fue preso por narcotráfico, el mes pasado, en Recife.




Comentarios