El exministro de Gobierno Arturo Murillo fue detenido en EEUU tras una investigación iniciada por el FBI que lo señala por el delito de conspiración para el lavado de dinero. Estará ante un juez el venidero 7 de junio.

Sobre el caso, el actual responsable de esta cartera de Estado en Bolivia, Eduardo Del Castillo, indicó que, en el caso de que se le asigne una fianza, pedirá de manera inmediata la extradición del exhombre fuerte del Gobierno de transición para que responda a la justicia boliviana por la compra con supuesto sobreprecio de equipo no letal para la Policía.

Adelantó que se mantendrán "atentos" al desarrollo del caso en los EEUU, pero que de manera paralela se seguirá la investigación en el país. Pedirán, a través de la cooperación internacional, "que existan personas en esa audiencia que puedan aportar mayores datos de convicción".

"Si le otorgan fianza, pediremos la extradición de Murillo, que ha robado recursos de los bolivianos", indicó la autoridad nacional.

Se expone a una pena de 20 años

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos informó a través de un comunicado que Arturo Murillo, exministro de Gobierno de Bolivia, fue detenido y acusado bajo el cargo de “conspiración para cometer lavado de dinero”. 

 Además de Murillo están detenidos Sergio Rodrigo Méndez Mendizábal, 51, Luis Berkman, 58, Bryan Berkman, 36 y Philip Lichtenfeld que participaron en un “esquema de soborno” entre noviembre de 2019 y abril de 2020 para beneficiar a un intermediario en la adquisición de material antidisturbios que fue vendido con sobreprecio al gobierno de Jeanine Añez. 

 “Si son declarados culpables, se enfrentan a una pena máxima de 20 años de prisión”, añade la nota difundida este miércoles.

Comentarios