Han pasado cuatro días desde que fue hallado, semienterrado, el cuerpo de una mujer entre unos matorrales en el municipio cruceño de Porongo. La identidad de esta persona aún no es conocida.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), José María Velasco, señaló que ha habido dificultades para identificar a la víctima pues no se ha podido realizar la toma necrodactilar (relativo a la huella dactilar de un cadáver) porque las manos de la mujer, al igual que sus pies, estaban cercenadas.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que la fallecida sería extranjera y que se habría quedado junto a otra persona en un alojamiento de la zona por lo que ya se activó la búsqueda del hombre.

"La hipótesis es que sería extranjera pues estaba vestida con prendas que no son conocidas aquí; tenemos la información que por inmediaciones de Porongo se había hospedado un extranjero y estamos tras las pistas", dijo Velasco.


Se pide ayuda

La Felcv hizo conocer imágenes de algunos de los tatuajes que la víctima tenía en el cuerpo para que pudiera ser identificada.

Velasco remarcó que toda información que ayude a tener más pistas es relevante y que se mantendrá en reserva los nombres de quienes puedan aportar con datos a la investigación.

"Nos ha sido imposible tomar las necrodactilares porque las manos han sido mutiladas, pero no han sido cortes regulares que pudieron haber sido por aves de rapiña o animales en el lugar", señaló el jefe policial.

Comentarios