Una mujer que había llegado el sábado a un hospital señalando que su hijo había sufrido una caída cuando jugaba, deberá permanecer cuatro meses en la cárcel con detención preventiva pues fue imputada por el delito de infanticidio. La autopsia del menor reveló tenía lesiones en la cabeza, en los pies y en otras partes del cuerpo.

“En primera instancia la madre señaló que el menor se cayó, pero la pericia forense reveló que las lesiones que presentaba no eran de una caída”, explicó el fiscal Fabio Maldonado.

También te puede interesar: Suman 61 feminicidios en lo que va del año, la mayoría de las víctimas tenía entre 21 y 30 años

La madre había llegado el sábado a las 02:00 a un hospital en la ciudad de El Alto solicitando atención médica para su hijo de 10 años; sin embargo, el menor ya se encontraba sin vida.

Según la autopsia el niño murió por una peritonitis (inflamación abdominal) provocada por un fuerte golpe en el estómago. También se observó una lesión contundente en el costado derecho de la cabeza, 16 escoriaciones en diferentes partes del cuerpo y una herida cortante en un dedo del pie derecho.

Maldonado explicó que tras realizarse la imputación se demostró la probabilidad de la autoría por parte de la madre, por lo que el juez decidió que la madre sea enviada a la cárcel con detención preventiva por cuatro meses, lapso en el que se espera se esclarezca la muerte del menor.

Se informó que el padre no vivía con el menor y ya se le hizo conocer el hecho.


Comentarios