Continúa internada la joven que el pasado fin de semana resultó gravemente herida tras haber sido agredida brutalmente por unas personas que subieron a un taxi con ella, a la salida de un concierto en Santa Cruz.

Freddy Pinedo, padre de la víctima, cuenta que la mujer de 35 años tiene fracturas en el tabique, fisuras en los pómulos y en la parte superior de los dientes, además de otros golpes en el cuerpo, por lo que su recuperación es lenta.

“Todos estamos muy afligidos, esa cobarde agresión, no justifica nada que le hayan hecho así”, indicó Pinedo.


Cámaras de seguridad captaron el momento de la brutal agresión que sufrió esta joven, donde se observa cómo un hombre y una mujer la golpean en reiteradas oportunidades mientras ella se encuentra sentada en la parte delantera del taxi.

Armando Sarmiento, abogado de la víctima, afirmó que ya se tienen identificadas a estas dos personas, quienes serían hermanos, por lo que se espera que sean aprehendidos.

“Están 100% identificados por la víctima y también por las autoridades policiales y la Fiscalía, ellos son de San Ignacio de Velasco, son hijos de una exalcandesa, entonces lamentablemente el poder no es para cualquiera, ellos creen que puden manosear a las personas como les da a su antojo”, indicó Sarmiento a UNITEL.

Asimismo, aclaró que ambas personas están prófugas de la justicia, pero se espera que tras los operativos de la Policía estás puedan ser capturadas y puestas ante un juez como corresponde.

Vamos a pedir la máxima pena en contra de estos señores, porque se ve la mala intención, alevosía en contra de nuestra patrocinada”, manifestó.

“Nos ha sorprendido que en la sociedad cruceña exista esta clase de personas tan violentas y al temor que todo hijo del ciudadano cruceño se encuentra en peligro”, agregó el abogado.

Además, la familia de la víctima y su defensa afirman que no comprenden porqué liberaron al chofer del taxi, ya que para ellos, él no prestó ningún tipo de auxilio ni trató de evitar la agresión contra la mujer.

Por el momento la joven continúa recuperándose, donde los gastos médicos crecen a diario. La víctima de 35 años es ingeniera industrial y se encontraba trabajando como catedrática.

Comentarios