Griselda Salvatierra, de 55 años, es la mujer que el pasado mes de junio asesinó a su hija e hirió a otra. Las gemelas, de 17 años, con capacidades especiales, fueron atacadas con un cuchillo en su vivienda ubicada en la zona de Los Lotes.

La justicia determinó enviarla a la cárcel de Palmasola, dictando sentencia por 30 años sin derecho a indulto.

Salvatierra trató de atentar contra su vida por lo que fue asistida, su abogado indicó que se apelará a la sentencia porque su cliente padece de problemas mentales. Incluso explicaron que desde el IDIF habrían explicado que Griselda sufre problemas psicóticos agudos.


Tras el hecho, ocurrido en junio, la justicia había dictado 180 días de detención preventiva y la familia también pidió la valoración médica.

Ahora Griselda Salvatierra guardará detención en el pabellón mujeres de la cárcel de Palmasola.

Comentarios