Una niña de ocho años fue clave para encontrar el cuerpo sin vida de Estivania, una mujer de 54 años que fue muerta a manos de quien fue su pareja durante décadas y que procedió a enterrar sus restos en un terreno de su propiedad en un hecho que ha causado consternación en Viacha (La Paz).

La pequeña es hija de la pareja y fue el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, quien relató los hechos en conferencia de prensa luego de hacerse la valoración sicológica al menor.

"Nos aseveró textualmente: 'Mi mamá está muerta, mi papá y mi padrino la enterraron en el campo de mi papá'", fueron las palabras con las que la autoridad se refirió a la declaración que permitió encontrar el cuerpo de la víctima.

Puedes leer: Padre de Anakin habla de un posible tercer sospechoso en la muerte de su hijo

El agresor fue identificado como Germán Flores Candia (51 años) y trató en un principio de desviar las sospechas denunciando ante la Policía la desaparición de su esposa.

Después de que su hija lo señalara como el responsable de la muerte se procedió a su aprehensión admitiendo en su primera declaración que es el autor del hecho. Contó además, que para sepultar el cuerpo, le pidió ayuda a su hermano quien ahora es juzgado como cómplice de este asesinato.

Comentarios