Una niña de 10 años resultó herida en Rurrenabaque (Beni) cuando manipulaba el arma cargada de su padre, informó este lunes el teniente Omar Medina, jefe de la División de Menores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.

El hecho sucedió cuando sus padres sostenían una reunión en una habitación contigua y dejaron el arma de fuego por descuido, la niña se puso a jugar y se disparó por accidente, según señala el reporte policial.

“El padre se dedicaba a la actividad de caza”, explicó el teniente Medina.

La niña sufrió una herida en su mano derecha, el impacto del proyectil ha provocado múltiples fracturas y la menor tuvo que ser trasladada de emergencia a la ciudad de La Paz.

Comentarios