Un bebé de un año y medio, murió tras haber recibido un fuerte golpe en la cabeza, este daño habría sido ocasionado por los padres del menor. Este hecho sucedió en la ciudad de La Paz. 

Los efectivos policiales al tomar el caso, procedieron a la aprehensión de los padres del infante, estos fueron conducidos a celdas policiales. 

Según la investigación policial, la Fiscalía determinó aprehenderlos por el delito de infanticidio y tras una audiencia de medidas cautelares, ambos fueron enviados a distintas cárceles de la ciudad de La Paz. 

El padre de 23 años de edad fue enviado a la cárcel de San Pedro, mientras que la madre de 22, deberá permanecer en el reclusorio de Miraflores. 

De acuerdo al informe del Fiscal Cristian Coca, en el examen forense se identificó que, el menor tenía cicatrices de golpes en su pequeño cuerpo, por esta razón, se presume que el infante sufrió violencia física. 

El caso se encuentra en etapa de investigación y en seis meses, un juez deberá dictar sentencia contra los padres sospechosos del delito de infanticidio.

  ​


Comentarios