Andrea Severich, abogada del padre del menor de dos años que fue degollado por su madre, cuestionó el trabajo de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Cochabamba y denunció que no se realizaron valoraciones psicológicas antes de entregar el niño a la abuela materna.

“La Defensoría ha determinado de forma arbitraria, sin un estudio psicológico, de que el menor esté bajo la protección de la abuela materna, que no le ha dado ninguna protección”, indicó la jurista.

La abogada añadió que “se tiene acreditado de que existían hechos de violencia previos contra el menor” por parte de su madre.

"Mi cliente me relata y dice que el pequeño tenía miedo de estar con su madre", señaló 

Por otro lado, indicó que el hombre aportaba con asistencia familiar y negó que se haya descuidado del menor. “Es un argumento mentiroso porque mi cliente ha estado colaborando más allá de las medidas de sus posibilidades”, afirmó.

En tanto, la mujer, que admitió el infanticidio, guarda detención preventiva en el penal de San Sebastián Mujeres. La familia materna aguarda los resultados de la valoración psicóloga de la acusada.

El pasado sábado, la abuela materna encontró a su nieto sin vida en la habitación de su hija y realizó la denuncia ante la Policía. El hecho ocurrió en la zona sur de la ciudad de Cochabamba.

Comentarios