Tuvo que salir del país por las amenazas que aseguraba recibían de quienes le habían causado daño a su hermano, un niño de 10 años que fue víctima de abuso sexual. El calvario de esta familia tiene relación con la banda de hermanos de Yapacaní cuyos integrantes ahora están detenidos por distintos delitos.

"Rogué un millón de veces, incluso yo les dije que habían más víctimas, les dije a los fiscales, hay más víctimas, investiguen y tal vez sí se hubiera salvado el otro niño que ahora está en terapia intensiva.", dijo la hermana del pequeño que recordó las veces que conversó con autoridades a quienes les exponía el caso.


"Por salud mental y la tranquilidad de mi hermano, no vamos a regresar (a Bolivia)", dijo la mujer al hacer énfasis en que "no encontré justicia en mi país y tuve que huir por miedo".

Puedes leerEl acusado de violar a un niño de 10 años en Yapacaní ya está en Chonchocoro

Por este abuso, ocurrido en septiembre de 2020, se denunció y se determinó la detención de Santiago Salazar Téllez, uno de los hermanos que fue enviado a prisión, pero "no se amplió" a los demás. "Nos dijeron que después de la declaración de mi hermano en la cámara de Gesell se lo iba a hacer, pero no ocurrió", apuntó.

Sobre el estado actual de su hermano señaló que ahora él está en tratamiento por una enfermedad que padece y que además cumple con un tratamiento psicológico que en gran medida, según dice, le ha ayudado al pequeño a sobrellevar lo ocurrido.

Comentarios