Tras los enfrentamientos violentos entre Policías y cocaleros de los Yungas de La Paz, la Misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) manifestó en un comunicado que “el uso excesivo de la fuerza supone una violación a los derechos que debe ser investigada y sancionada para que no se repita”.

Además, “la Misión de la OACNUDH corroboró que al menos 30 personas fueron detenidas y 19 personas (14 hombres y 5 mujeres) sufrieron lesiones en los últimos de días de conflicto. 

La Comisión de Naciones Unidas también se refirió a la situación de los periodistas que cubren el conflicto cocalero y otros y dijo que en los últimos días, “al menos cinco periodistas fueron maltratados mientras ejercían su labor”.


TAMBIEN PUEDE LEER: Conflicto cocalero: Ministerio de Gobierno sostiene que el dialogo debería ser entre los sectores reconocidos de forma orgánica

“La misión valora que la Policía Nacional haya pedido disculpas al periodista Carlos Quisbert y alienta a las autoridades a garantizar un ambiente seguro para el ejercicio de la libertad de prensa”, agrega el comunicado. 

Producto de los fuertes enfrentamientos, varios cocaleros resultaron heridos y arrestados; entre tanto, en la Policía también se reportaron algunos efectivos lesionados y cinco vehículos incendiados. Además, vecinos, comerciantes y otras personas, fueron afectados por los gases y dinamitas.

Comentarios