Dentro de las estadísticas que maneja la Policía Boliviana se tiene un promedio de ocho denuncias por agresiones en contra de menores que son reportados de manera diaria en todo el país.

En lo que va del año y hasta la fecha el número es de 726 en todo el país y la mayor tasa se presenta en Santa Cruz con un 41%, informó Jhonny Aguilera, comandante nacional.

"Cuando hablamos de estas agresiones se puede decir sobre un abandono a la mujer embarazada, el abandono del niño, o cualquier tipo de violencia que pueda traducir en un inadecuado vivir del menor", puntualizó la autoridad policial.

Adelantó que ya se tiene un encuentro agendado con el Ministerio de Gobierno y todas las instituciones que velan por los derechos humanos y los menores para potenciar campañas de información y prevención en contra de este flagelo social.

Resaltó que, en el caso del menor agredido por su padrastro en Santa Cruz y que derivó en la detención preventiva de Hans Bowles, la comunidad actuó de una forma en la que se visibilizó este hecho que "no es un problema cultural, sino de sanidad, (por lo que) es algo que debe generar preocupación".

Violencia en los hogares

Dentro de las cifras que manejan se tiene identificado que el lugar en donde ocurren mayores actos de violencia es el seno de los hogares y que entre las razones por las que se producen están las de índole económico, entre otros.


Comentarios