ONU Mujeres alertó este martes, en la víspera del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer -que se recuerda cada 25 de noviembre- que la violencia contra las mujeres y niñas es una "pandemia en la sombra" que precedió al Covid-19.

De acuerdo con un comunicado de ONU Mujeres, una quinta parte (18%) de las mujeres y niñas de entre 15 y 49 años, que han tenido en algún momento una relación de pareja, afirma haber experimentado violencia física o sexual.

En los últimos 12 meses, se registraron 243 millones de víctimas a en el ámbito mundial y, de éstas, menos del 40% denunció o solicitó ayuda por temor a represalias.

El crecimiento de los casos, la falta de denuncia por temor, la profundización de la crueldad contra las mujeres nos obliga a considerar a este fenómeno como una pandemia, una pandemia que está en la sombra y que precede al Covid-19, señala otra parte del boletín institucional.

"La violencia contra las mujeres es una violación a los derechos humanos con efectos graves en el corto y largo plazo para las víctimas o sobrevivientes, su familia y la comunidad", aseveró ONU Mujeres.

En Bolivia, la Encuesta de Prevalencia y Características de la Violencia (2016) revela que 7,5 de cada 10 mujeres ha sufrido alguna vez violencia a lo largo de su vida; que cada 2,5 días, una mujer es asesinada; y que entre el 2013 y el 2018, solo se emitieron 1,13% de las sentencias condenatorias.

La "pandemia en la sombra" -advierte ONU Mujeres- revela que más de una tercera parte de las mujeres asesinadas intencionadamente mueren en manos de una pareja actual o anterior.

Las cifras en Bolivia

De acuerdo con el Ministerio Público, en el país, hasta el 10 de noviembre del 2020, se registraron 104 feminicidios.

Bolivia, en los últimos cinco años, ha presentado los siguientes datos de feminicidio: 110 casos (2015), 111 casos (2016), 119 casos (2017), 128 casos (2018), 117 casos (2019), constituyéndose así entre los primeros tres países de la región con los índices más altos en ese tipo de casos, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La entidad recomienda que, para superar la pandemia de la violencia, se deben considerar varias entradas, como la prevención, la atención oportuna y efectiva a las víctimas y sobrevivientes, la superación de la impunidad y la construcción de un pensamiento con tolerancia cero a la violencia contra las mujeres.

Estas entradas para la acción efectiva requieren colocar a las mujeres en el centro de la transformación de las políticas, las soluciones y la recuperación a la crisis por el Covid-19, incluir la lucha contra la violencia en todos los planes para enfrentar el virus.

ONU Mujeres sugiere asignar mayor presupuesto a las instituciones que brindan atención a mujeres afectadas por la violencia, aplicar la legislación nacional y, fundamentalmente, los plazos que se dan para el proceso que inician las mujeres víctimas de violencia sin revictimizarlas, además de generar sistemas de evaluación del personal que atiende a mujeres víctimas de violencia para asegurar la aplicación de la norma y la perspectiva de género y de derechos humanos en la gestión de los casos.

También recomendó desarrollar estrategias de prevención que incluyan a los sistemas de comunicación y educación, y mantener registros actualizados sobre la violencia hacia las mujeres y las niñas que permitan la generación de evidencia.

Comentarios