Un juez determinó este viernes por la noche la detención preventiva por cinco meses en la cárcel de El Abra de Cochabamba para Daniel Leonardo Aliss Paredes, quien es el excuñado del exministro de Gobierno, Arturo Murillo, y está involucrado en una investigación por una legitimación de ganancias ilícitas vinculada con el caso denominado “Gases lacrimógenos”, informó su abogado defensor Patricio Vargas.

El juez resolvió la aplicación de cuatro meses de detención preventiva para el caso del exedecán de Murillo y capitán de policía, Daniel Bellot, quien deberá cumplirla en la cárcel de San Pedro.

La fiscal asignada al caso, Magaly Bustamante, explicó que la resolución se tomó en una audiencia de medidas cautelares donde el Ministerio Público acreditó que los riesgos de obstaculización y fuga están presentes en el caso del imputado.

Además, recordó que entre los argumentos expuestos se mencionó que el sindicado se acogió al derecho constitucional al silencio.

El excuñado de Murillo fue aprehendido luego de que, entre el lunes y el martes, había retirado dinero y objetos de valor de una caja de seguridad de una entidad financiera de la ciudad de Cochabamba y que estaba a nombre de Murillo.

En el caso de Bellot, fue implicado porque presuntamente hizo al menos dos depósitos a favor de Aliss.

Los dos están imputados por una investigación contra Murillo por la compra irregular de material antimotín en 2019, durante la Presidencia de Jeanine Áñez.

Comentarios