La justicia ordenó la detención preventiva de J. O. C., acusado como responsable de las agresiones a dos afrobolivianos a quienes acusó de haber cometido un robo, situación que fue descartada tras haberse investigado el hecho.

J.C.M, de 18 años, denunció en la oficina regional de la institución defensorial en Caranavi, que él y F.A. de 46 años, ambos de la localidad de Sapecho en el municipio de Palos Blancos, fueron acusados sin pruebas del robo de dinero a sus empleadores, quienes supuestamente ordenaron que los golpeen.

También te puede interesar: “Pacto de silencio” dificulta la investigación por linchamiento en el municipio de Vacas en Cochabamba

Posteriormente, se informó, se comprobó que ninguno tuvo participación en el hecho, indica un reporte de prensa de la Defensoría del Pueblo.

En la audiencia de medidas cautelares, la jueza Sandy Madeline Rodríguez dictaminó que existe la probabilidad de que J.C.C. sea el autor de los delitos de secuestro de persona, privación de libertad y lesiones graves y leves, por lo que determinó enviarlo al penal de San Pedro por cuatro meses.

De acuerdo al informe del Instituto De Investigaciones Forenses (IDIF), como resultado de la golpiza ambos quedaron con lesiones de consideración, por lo que se determinó tres días de impedimento.

La Defensoría del Pueblo gestionó el apoyo de los Servicios Integrales de Justicia Plurinacional (SIJPLU), del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, para que brinden patrocinio legal a las dos víctimas, que no cuentan con recursos.

Comentarios