Emilio Castillo - Oruro

Dos cuerpos sin vida fueron encontrados la noche del viernes en la carretera que une a las comunidades de Cala Cala con Japo en Oruro. Ambos cuerpos están siendo sometidos a una autopsia como parte de la investigación para esclarecer su muerte. No se descarta un robo o un ajuste de cuentas.

“Son los cuerpos sin vida de dos hombres con edades entre 50 a 55 años que estaban tendidos boca abajo”, manifestó el fiscal Alexander Casanova.

El fiscal explicó que en ambos casos se encontró heridas penetrantes en el cráneo y se está realizando una autopsia médico legal para establecer con precisión si estas se deben a armas de fuego.

También te puede interesar: Brasilero acribillado en San Ignacio no tenía antecedentes en Bolivia, su familia rechazó una autopsia

“Buscamos a conocer la trayectoria de las balas y si hay residuos”, manifestó el fiscal.

Una de las hipótesis que se maneja es que estas personas fueron víctimas de robo pues, según el fiscal, los cuerpos no fueron trasladados desde otro lugar.

Estaban sin calzados, eso nos hace presumir que estaban en un motorizado”, dijo Casanova.

La autoridad manifestó que ninguna hipótesis sobre la muerte de estas personas está descartada y se investigará a qué se dedicaban.

Extraoficialmente UNITEL pudo conocer que otra hipótesis que se maneja es un ajuste de cuentas, pues aparentemente ambas personas estuvieron arrodilladas antes de su muerte.

Esta mañana familiares de ambas víctimas, identificaron los cuerpos.

Comentarios