La familia de Marilyn Blanco, la mujer encontrada muerta en Porongo, reveló que su hija era agredida por el hombre que ahora está en la cárcel de manera preventiva. Piden garantías y reclaman que las cámaras de seguridad que habían sido instaladas en la casa donde vivía su hija, fueron retiradas y están desaparecidas.

El padre de Marilyn contó que su hija llegó a contactarse con amigos  a quienes  les contaba sobre las agresiones que sufría y mostraba las moretones que quedaban producto de los golpes.

También te puede interesar: El crimen de Marilyn sigue sin resolverse: hay dos aprehendidos y se busca a un tercer sospechoso

El director de la Fuerza Especia de Lucha Contra la Violencia (Felcv), José María Velasco, señaló que durante la investigación del caso pudieron comprobar que algunas pruebas para esclarecer el crimen habían sido eliminadas.

La madre de Marilyn pide a las autoridades esclarecer el caso, pero también brindarles seguridad pues temen que algo les pueda suceder.

Por su parte, el padre de la víctima mostró su extrañeza pues cuando fue a visitar a su hija hace algunos meses, su vivienda tenía varias cámaras de seguridad; sin embargo están habían desaparecido tras la muerte.

Habían cámaras en toda la casa”, contó el hombre.

Marilyn fue encontrada muerta semienterrada el pasado sábado. Fue identificada gracias a los tatuajes que tenía pues cuando se realizó el levantamiento legal del cadáver no tenía los pies ni las manos. 

Son tres los sospechosos de haber victimado a Marilyn, dos están detenidos preventivamente y todavía se busca a un tercero. 



Comentarios