Tras la aprehensión de una tercera persona investigada por el caso de legitimación de ganancias ilícitas vinculado a Arturo Murillo, el Gobierno ahora señala que la expresidenta Jeanine Añez era la líder de una organización criminal. La Fiscalía señaló que no se podía determinar su participación. 

Jeanine Añez era parte del clan, era la cabecilla”, señaló el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos.

Según Ríos la expresidenta conocía los movimientos y además era quien dirigía las reuniones de gabinete ministerial.

El viceministro señaló que normalmente la compra de armamento no letal lo realizaba el Ministerio de Gobierno; sin embargo, la adquisición que se investiga fue encargada al Ministerio de Defensa a través de un decreto.

Señaló que en principio se realizó una transferencia por 3.9 millones de dólares a las cuentas en Estados Unidos que tenía la empresa Bravo Tactical Solutions y posteriormente se intentó realizar otra transacción por $us 1.7 millones.

“En la segunda transferencia se demoraron más días. Dijeron que se iba a definir en una reunión de ministros”, señaló Ríos.

Al mediodía de este jueves, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa no confirmó ni descartó la participación de la expresidenta Jeanine Añez y pidió no anticiparse. 

"Vamos a dejar que la investigación objetiva, transparente y legal ofrezca resultados", señaló.

El miércoles el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que la semana pasada se había arrestado a dos bolivianos, entre ellos a Arturo Murillo y a tres norteamericanos.

En un comunicado explica que una empresa estadounidense pagó sobornos para asegurar un contrato con Bolivia y luego utilizó el sistema financiero norteamericano para lavar esos recursos.

La investigación que lleva adelante Estados Unidos tampoco vincula hasta el momento a la exmandataria. 



Comentarios