Este fin de semana se conoció sobre la muerte de un bebé de ocho meses de nacido en el municipio de Punata, en Cochabamba, el cual falleció a consecuencia de una asfixia, los principales acusados son el padrastro y la madre del menor.

Tras una investigación por parte de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), la Fiscalía y la Defensoría aprehendieron a la madre, y posteriormente al padrastro, quien, en primera instancia se había dado a la fuga tras el hecho.


Según Rosemary Torrico, directora de la Defensoría de la Niñez de Punata, ambos acusados son menores de 17 años, pero se conoce que convivían desde hace un año atrás.

La familia de la joven afirma que ella y el menor eran víctimas de agresiones por parte del principal acusado, sin embargo, estas afirmaciones no fueron corroboradas por la madre del bebé.

Torrico aseguró que ambos adolescentes aceptaron la culpabilidad de los hechos, por lo que el juez determinó enviarlos al Centro de Infractores Cometa por el lapso de seis años.

El cuerpo del menor fue entregado a la familia luego de la autopsia de ley que fue sometido, donde posteriormente fue velado.

Comentarios