Con varios accidentes fatales en los últimos días, pasajeros de una flota que cubría la ruta desde La Paz a Tarija impidieron que el chofer continúe al volante pues estaba bajo los efectos del alcohol. Fue uno de los pasajeros que tuvo que conducir el bus hasta su destino final.

“Llegamos a Camargo y vimos que el chofer ya no podía, no estaba en su estado normal”, manifestó Efraín Quispe, el hombre que iba como pasajero, pero que terminó conduciendo la flota desde Camargo hasta Tarija.

También te puede interesar: Chuquisaca: Tres accidentes de tránsito en menos de 48 horas suman 37 víctimas fatales

El hombre contó que decidió tomar el mando del vehículo pues trabajó como conductor de vehículos grandes y porque mucha gente que exigía llegar a su destinó, Tarija; sin embargo, el conductor de la Flota no podía conducirlo.

Quispe contó que cuando los pasajeros se dieron cuenta que estaba bajo el efecto del alcohol, exigieron parar el bus y le pidieron al chofer que dejé el vehículo y que descanse, no hubo resistencia y más bien entregó las llaves.

Más bien estaba consciente que ya no podía conducir. Conduje desde Camargo hasta la tranca (de Tarija)”, contó Quispe en una corta intervención con la prensa pues estaba afligido de llegar tarde a su trabajo, pues le podían sancionar.

Los pasajeros que eran transportados desde La Paz a Tarija expresaron su molestia pues durante el trayecto no se realizaron los controles a los conductores.

Ellos siempre farrean en el trayecto”, señaló uno de pasajeros.

“Nosotros somos pasajeros, no somos carga”, reclamó otra persona.

Los últimos días se han registrado varios accidentes en las carreteras de Bolivia. El más fatal ha sido el de un bus que se embarrancó y provocó la muerte de 35 personas. 

Comentarios