UNITEL confirmó con la Fiscalía del estado de California en Estados Unidos, que el caso contra un pediatra boliviano continúa abierto desde 2015, debido a que habría huido sin responder a los cinco cargos que había en su contra relacionados con pederastia, abuso sexual, pornografía infantil y vulneración de la privacidad.

Según datos públicos de la Fiscalía estadounidense, la Policía del condado de Merced y de medios de comunicación de ese país, el pediatra, que entonces tenía 36 años, fue aprehendido en enero de 2015 en la clínica Golden Walley, en Merced California.

El hombre fue acusado por la justicia de ese país por filmar a sus pacientes menores de edad con una cámara oculta que estaba en el baño de su consultorio. Tras ese arresto, el pediatra fue liberado, pero volvió a ser arrestado luego de que una madre presente una denuncia en su contra por abuso sexual contra tres menores.

En el mes de mayo de 2015 un juez determinó que existían suficientes indicios para juzgar al pediatra por los cinco cargos en su contra, se le impuso una fianza de 475 mil dólares para salir con libertad condicional de la cárcel.

Lee también: Pediatra boliviano acusado de pedofilia en EEUU fue denunciado por abuso sexual en Cochabamba

Se conoce que después de pagar la fianza, el médico salió libre pero desapareció pese a que regía en él un arraigo ya que su pasaporte fue secuestrado, tras no asistir a una nueva audiencia el 9 de junio de 2015, un juez estadounidense lanzó una orden de búsqueda y captura del boliviano con una millonaria recompensa.

De acuerdo con los datos, el acusado se fugó por la frontera de los Estados Unidos con México y de alguna forma retornó a Bolivia.

“El abogado le recomienda que vuelva a Bolivia para que ellos puedan mantener algunas prerrogativas que tenían en Estados Unidos, retornó a Bolivia con la familia”, manifestó su actual abogada Marcela Borja.

Ahora, el médico es nuevamente investigado por un presunto caso de abuso sexual dos menores de 3 y 9 años de edad, pero esta vez en el departamento de Cochabamba.

También trabaja en un hospital público

Por su parte, el jefe municipal del Hospital de Colcapirhua, Edgar Soliz, confirmó que el pediatra trabaja en este centro médico, pero no cuentan con una notificación legal sobre los procesos que existirían en contra de este profesional.

Asimismo, indicó que el médico fue contratado por el Ministerio de Salud  y que su ítem vendría de ahí, por lo cual no fue contratado por el municipio.

Comentarios