Momentos de tensión se viven en Yapacaní, luego de que los pobladores enfurecidos rebasaron a la Policía y arrebataron a las fuerzas del orden al acusado de violar a un niño de 10 años, uno de los cuatro hermanos que vejaron al menor. 

El hombre era traslado por los pobladores a la plaza principal de Yapacaní; sin embargo, dos familiares del hombre lo arrebataron de la multitud durante unos minutos y trataban de evitar que el hombre se agredido. Una de las personas se hecho encima de él pues estaba recibiendo piedrazos. 

Sin embargo, después de unos minutos la multitud volvió a tomar al hombre llevándolo hasta la plaza principal, donde fue despojado de sus prendas y fue cuestionado por el delito por el que se le acusa. 

El hombre negó en todo momento haber cometido alguna agresión contra el menor de 10 años que producto de los ataques sexuales se encuentra internado. 

El enojo de la población se debió a que esperaba que este martes se le dicte sentencia por el delito que está siendo acusado; sin embargo, esta jornada se realizaba su audiencia cautelar donde se dispuso su detención preventiva por 180 días, mientras se desarrolla el proceso en su contra.

Fue de esta manera que la población enardecida no aceptó la decisión judicial y comenzó a atacar el inmueble donde estaba el hombre, rebasando a la Policía y tomando al acusado por la fuerza.  

Tras conocerse esta situación, un contingente policial se trasladó desde la capital cruceña hasta el municipio de Yapacaní.


Comentarios