La Policía aclaró que el mayor Álvaro Muñoz, congratulado por la captura de Misael Nallar- este último es principal acusado del triple asesinato en Porongo-  el capitán Rubén Aparicio no fueron suspendidos de sus funciones y su cambio corresponde a una rotación rutinaria, indicó el Inspector General de la institución, coronel Augusto Russo.

“Han sido cambiados de sus funciones anteriores, en ningún momento se suspende por alguna investigación o denuncia”, aseveró el jefe policial en declaraciones recogidas por medios estatales. 

Esta semana, uno de los abogados de Nallar, Franz Tamayo, indicó que se solicitó a la Fiscalía que se convoque al policía mayor Muñoz, quien aprehendió a su cliente y que se secuestre el celular del uniformado, donde presuntamente existe la conversación en la que Nallar indica que se entregará voluntariamente.

A su vez, Russo explicó que las rotaciones en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) son rutinarias por un cambio de destino.

Primero, aclarar a la opinión pública que evidentemente habría estos dos oficiales el mayor Muñoz y el capitán Aparicio están puesto a disposición de la dirección General de la FELCN, es decir ellos dentro de una rotación rutinaria han sido cambiados de sus funciones anteriores para nuevos destinos”, indicó Russo la noche del miércoles. 

La autoridad insistió que en ningún momento se señaló que fueron suspendidos por alguna investigación o denuncia.

“Son muchos los funcionarios que están rotando de esta unidad especializada de la Policía Boliviana, no son los únicos el mayor Muñoz y el capitán Aparicio”, indicó.

Comentarios