Tras el allanamiento a una tienda de la ciudad de Santa Cruz, la Policía decomisó más de 40 celulares de dudosa procedencia, pues se cree que eran equipos robados. Los presuntos estafadores pretendían vender los equipos de alta gama como si fueran nuevos, informó la Policía.

“Se inicia una investigación y con orden de allanamiento y orden fiscal, se logra secuestrar 43 teléfonos celulares, algunos son de dudosa procedencia y otros son nuevos”, informó el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Erick Holguín.

La investigación se dio tras conocer la denuncia de una mujer que dijo haber sido estafada en la compra de un celular de alta gama.

Puede leer: Una mujer fue baleada tras intentar evitar que dos atracadores le arrebaten el celular

“La víctima compra un celular de segunda mano. Éste empieza a registrar una serie de fallas en su funcionamiento, va a reclamar al que le vendió y al ver que no tiene solución, se va a una empresa autorizada. Una vez verificado el aparato se establece que el mismo había sido alterado”, informó.

La Policía indaga la procedencia de los celulares y verificará los números IMEI de los equipos.

En otro caso, Holguín indicó que en enero se halló 12 celulares de dudosa procedencia en una vivienda particular tras la denuncia de una mujer que sufrió el robo de su equipo en un micro El hecho ocurrió en enero de este año.

“La víctima formaliza la denuncia en dependencias de la Felcc y a través del rastreo del GPS y una aplicación del teléfono, se logra ubicarlo en inmediaciones de un domicilio particular", dijo Holguín.

En el lugar se logró secuestrar 12 teléfonos de dudosa procedencia.

Comentarios