El Comandante General de la Policía Boliviana, coronel Jhonny Aguilera, informó este sábado que la Dirección Departamental de Investigación Interna (DIDIPI) iniciará investigaciones sobre el caso del uniformado que fue denunciado por agredir y obligar a abortar a su concubina.

“En definitiva, ya va a ser la DIDIPI. Entendiendo que, independientemente de una cuestión delictiva o una falta, la que asuma conocimiento del hecho”, dijo en conferencia de prensa.

En ese sentido, explicó que esa unidad tomará contacto con el Ministerio Público para saber cuál es la decisión que se asumirá sobre el caso.

“Pero la pregunta es ¿qué conducta tomamos nosotros? En principio entendemos que, existiendo materia penal, las medidas cautelares o de otras, son acatadas por la Policía de manera inmediata”, señaló.

Aguilera indicó que en caso de que la víctima reciba amenazas por parte de su agresor, el verde olivo actuará de manera inmediata porque ninguna persona puede ejercitar violencia contra quien lo ha denunciado.

“En todo caso, es eso lo que instamos, a que la gente tome el valor para presentar su denuncia y evitemos la revictimización y sobre todo la escalada de la violencia que en muchas circunstancias se ha traducido en muerte”, sostuvo.


Comentarios