La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen detuvo en las últimas horas a dos personas, un médico cirujano y a una licenciada en enfermería, luego de una intervención a una clínica clandestina en La Paz.

Ambos son sindicados de ofertar servicios para mujeres embarazadas y de realizar de forma irregular tratamiento de varices con láser. Durante la intervención, los efectivos policiales no encontraron ningún equipo de alta tecnología como trataban de ofrecer los detenidos, por lo que también se los investigaría por estafa.

El subdirector de la Felcc, Juan José Donaire, indicó que la enfermera utilizaba su credencial para captar clientes por lo que la investigación determinará si es que hubo mujeres afectadas.

Confirmaron que en el lugar solo encontraron medicamentos vencidos y que no son para la venta.

Comentarios