La Policía boliviana en conjunto con la Fiscalía realizan investigaciones para determinar si hay relación entre los asesinatos de hombres relacionados al narcotráfico en Brasil, ejecutados en menos de 72 horas. Han solicitado información a las autoridades del país vecino.

El primer asesinato tuvo como víctima a Everton Cándido Gomes da Silva con más de 17 disparos el día miércoles en San Matías; mientras que el viernes por la noche fue acribillado Marciel Ribeiro de Oliveira con 11 disparos.

TAMBIÉN LEA: Acribillado estuvo preso por narcotráfico en Brasil y era prófugo desde 2017

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y la Fiscalía manejan la hipótesis que ambos casos se trata de ajustes de cuentas. Investigan si ambos crímenes tienen relación, ya que tienen los sicarios tuvieron el mismo modus operandi.

"Estamos recabando los antecedentes tanto en el país como en el extranjero en base a coordinación de la Policía Federal de Brasil (...) estamos tratando de establecer una hipótesis para poder encaminar el proceso investigativo", dijo Erick Holguín, comandante de la Policía de Santa Cruz, cuando se le consultó ambos crímenes tendrían algún nexo.

Asesinato en San Matías

Gomes da Silva fue acribillado en San Matías cuando estaba manejando su vehículo. Testigos aseguran que la víctima fue seguida por varias cuadras por dos hombres en una motocicleta hasta que lo emboscaron y le dispararon. Lo acompañaba su pareja, que no resultó herida.

Everton era jefe de un grupo narcotraficante en Brasil, según medios locales. Se conoce que fue uno de los 30 capturados durante la Operación Volver en 2009, en las que se incautó pasta base de cocaína, se secuestró motorizados robados.

TAMBIÉN LEA: Asesinan con 17 disparos a un ciudadano brasileño en San Matías

El fallecido en suelo cruceño tenía 17 procesos en el Tribunal Regional Federal de la 1ª Región, de los cuales cuatro de ellos en la Corte Superior de Justicia.

Asesinado afuera de un local nocturno

Marciel, de 35 años, fue acribillado con 11 disparos afuera de un local en la av. Los Cusis de la capital cruceña cuando estaba acompañado por sus amigos.

Dos sicarios se acercan y uno le dispara de frente provocando que se caiga al piso. El otro atacante aparece en escena y con el hombre tendido también descarga munición para luego darse a la fuga junto a su cómplice.

En una publicación de la web de noticias Portal 6, del vecino país, se informó que esta persona estaba prófuga desde el 4 de junio de 2017, cuando logró fugarse de la cárcel pública de Anápolis.

La Policía Boliviana indicó en primera instancia que el fallecido fue identificado como Eduardo Maciel Guimarães Ribeiro, y que sería un nombre falso que adoptó cuando ingresó a Bolivia.

Marciel estuvo preso durante un año acusado de narcotráfico. En Brasil se le dio el apodo de "traficante de ostentación" porque se gastaba el dinero en artículos de lujo, joyas, relojes, aparatos electrónicos, lanchas y otros.

Comentarios