Tres militares bolivianos fueron detenidos y puestos ante un juez en Chile acusados de robo de vehículos luego de haberse internado en territorio chileno, una acusación que es desmerecida desde Bolivia de donde se asegura los implicados estaban realizando tareas de lucha contra el contrabando en la frontera.

Para Jorge Santisteban, militar en estado pasivo, este tipo de impasses como algo que se está volviendo recurrente y recordó lo ocurrido en 2013 y 2017 cuando miembros del Ejército y de la Aduana enfrentaron procesos similares a los que ahora tienen un teniente, un subteniente y un sargento.

"A los militares bolivianos los han sometido a humillaciones. El querer hablar de manera amistosa entre Estados, es correcto, pero se debe hacer un reclamo por el mal trato que han sido sometido los militares", dijo Santisteban en entrevista con Unitel.

En 2013, tres soldados bolivianos ingresaron en las mismas condiciones a territorito chileno, "persiguiendo el contrabando" por lo que "los carabineros esperan a que ingresen para emboscarlos y someterlos. Los tuvieron detenidos 31 días".

En 2017 se aprehende a nueve bolivianos de los cuales siete eran de la Aduana y dos militares. "El tema que maneja la gendarmería chilena es que siempre están dos kilómetros al interior de Chile. Es recurrente que los tilden por el robo de vehículos y asaltos, delitos que no se han confirmado en las veces que han sido denunciados", apuntó.

Señaló que existe un Comando estratégico operacional que es el encargado de controlar lo que ocurre entre Colchane (Chile) y Pisiga (Bolivia) y que en esos 181 km lineales de frontera hay 36 brechas clandestinas de contrabando que dificultan el control.

Mafia del contrabando

Santisteban considera que se debe tomar en cuenta que en la zona fronteriza, "hay una mafia que se ha incrustado en los mismos controladores de la frontera y del contrabando, evidentemente no son todos, pero hay gendarmes chilenos implicados en el contrabando como también por este lado. Esa situación de la mafia que ha creciendo, es incontrolable, que el Estado boliviano ya se está dejando sobrepasar".

"Lo que se tiene que hacer es redoblar esfuerzos, conformar límites de frontera; en el último caso y de manera puntual, los militares ingresaron persiguiendo a los contrabandistas", apuntó.

Otro aspecto a mejorar es que se debe dotar a las unidades de patrullaje equipos sofisticados de navegación para optimizar el control. También, en coordinación con la Cancillería deben realizar la identificación de los hitos que hay en la frontera.

Comentarios