Luz Maya Peralta y Álvaro Salinas fueron enviados a la cárcel con detención preventiva por seis meses, tiempo en el que la Fiscalía debe demostrar materialmente que son los asesinos de Anakin Tancara, sin embargo la Policía no tiene la menor duda de que son los responsables de planificar y ejecutar el atroz crimen que ha conmovido a Bolivia.

“Estoy en la certeza de que estos hechos han sido planificados. Creemos que es una decisión conjunta.”, señala el comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera en declaraciones a Unitel. La autoridad ve el mismo grado de responsabilidad en ambos, que según sus análisis también comparten los mismos rasgos criminales.

“Encontramos aquí rasgos de predisposición violenta por parte de los autores que se traduce en una falta de empatía. Estas son características tendientes a una psicopatía”, señala Aguilera.

Los acusados contaron detalles del hecho a la Policía en su declaración de campo y Álvaro relató lo sucedido a su abogada, pero cuando les tocó enfrentar al fiscal y luego a una jueza cautelar callaron. Es decir que formalmente no han confesado el delito.

Sorprendió la actitud del hombre. El martes por la mañana cuando fue presentado mostró una sonrisa desafiante a las cámaras, mientras la Policía daba los detalles macabros del hecho. Poco después, en instalaciones de la Fiscalía, alzó ambas manos y con los dedos hizo una señal desconocida, actuaba como si nada hubiera pasado. Luz permaneció en silencio y cabizbaja.

PUEDES LEER: Entierran a Anakin con mucho dolor y Fiscalía piensa llamar a la madre de expareja, acusada del asesinato

“Encontramos en él una carencia de remordimiento, típica de quien sabe que la consecuencia de sus actos va a tener una responsabilidad y por lo tanto no tiene más que sentirse orgulloso de los hechos que ha planificado”, señala Aguilera.

El comandante además asegura que no es normal que se ejecuten actos como un desmembramiento, advirtiendo que se trata de un grave rasgo psicopático. "El descuartizador ofensivo, lo que hace es ser sádico más allá de lo necesario con la humanidad de la víctima”.


Comentarios