Jhoswar Ruíz, el conscripto de 18 años de edad que resultó gravemente herido tras la explosión de una granada de guerra dentro de las instalaciones de una unidad militar del municipio de Colomi, en Cochabamba, presenta una mejora en su salud, la Policía informó que logró vencer el cuadro crítico que atravesaba.

El comandante departamental de la Policía, Rubén Darío Lobatón, lamentó que los encargados de la unidad militar no hayan permitido el ingreso de los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) que pretendían recolectar evidencias y realizar una inspección ocular en el lugar donde se produjo el accidente.


“Nuestro personal de la Felcc se ha constituido al lugar con el objeto de poder realizar algunas entrevistas, sin embargo, como esta es una unidad militar obviamente han pedido los requerimientos correspondiente a la Fiscalía”, indicó Lobatón a UNITEL.

El Ministerio Público mediante un requerimiento ya convocó a declarar tanto a los instructores y encargados de la unidad militar que se encontraban en el lugar el día que se suscitó el accidente.

Jhoswar Ruíz logró salir de la unidad de terapia intensiva y ahora se encuentra en una sala de recuperación, su padre, Saúl Ruíz, manifestó que logró hablar con su hijo algunas palabras, pero al enterarse de la pérdida de una de sus piernas quedó muy afectado.

Lee también: Max Mendoza espera en celdas policiales su traslado a la cárcel de San Pedro

Según informó su familia, el joven de 18 años decidió realizar su servicio militar desde el mes de febrero de este año, y luego tenía pensado estudiar la carrera de Ingeniería en Sistemas.

“Primero es su salud de mi hijo, su recuperación total del 100%, es mi único deseo”, indicó don Saúl a UNITEL.

El padre de Jhoswar manifestó que toda su familia vive un gran dolor por lo que sucedió con su único hijo, por lo que pidió una investigación a fin de conocer las circunstancias en que su hijo resultó gravemente herido y una sanción para los responsables de lo sucedido.

Comentarios