La división de criminalística de la Policía llegó este miércoles al domicilio en donde fue asesinado Florencio Cadima Ponce. Una de las tareas es reconstruir la búsqueda que dio como resultado el hallazgo de los restos óseos de la víctima que fue enterrado en el patio de la casa.

Junto a este grupo también se tuvo la participación del Ministerio Público y canes adiestrados que realizaron el rastrillaje en el predio de la vivienda, ubicada en la urbanización Toborochi, para buscar posibles cuerpos que se presumen pueden ser de familiares de Faustino.

Una de las hipótesis que se maneja es que hubieran más víctimas relacionadas al caso del deceso de este hombre, de 78 años, que fue muerto por su expareja y enterrado por sus nietos en el patio de su domicilio.

En primera instancia se denunció la desaparición de Florencio en mayo de 2020 y fue recién el pasado 23 de junio de este año cuando la Policía llegó a la vivienda para proceder a la exhumación de los restos y posterior aprehensión de tres personas.


Puedes leer: "Yo lo asesiné": expareja de Faustino, su hija y su yerno son enviados a la cárcel de Palmasola

Por la muerte de Falorencio Cadima fueron enviados con detención preventiva al penal de Palmasola su expareja Irma Ortiz Loyola (80 años), su hija Irma Cadima Ortiz y su yerno quienes son acusados de asesinato y parricidio.

La mujer que fue pareja de la víctima reconoció el hecho y dijo en audiencia que ella lo había asesinado y que utilizó una barra metálica para golpearlo en la cabeza y que después ordenó a sus nietos que le ataran las manos y lo enterraran en el patio de la casa.


Comentarios